Rss2

Reglamentos

Publicación que muestra los derechos y deberes de los integrantes de la Comunidad Universitaria.

Si desea estar actualizado con nuestra publicación, subscríbase a nuestro canal de noticias RSS.

A. Regulaciones Nacionales B. Estructura C. Régimen de Estudios
D. Personal Académico E. Estudiantes F. Personal Administrativo y Técnico
G. Normas de Aplicación General H. Fundaciones I. Políticas y Criterios
J. Sede del Litoral    

Reglamentos - Normas de Aplicación General

Categoría: Reforma Parcial

Título: G. 7 - Jubilaciones y Pensiones

Contenido del Reglamento:

EL CONSEJO DIRECTIVO

en uso de la atribución que le confiere el numeral 12 del artículo 11 del Reglamento General de la Universidad Nacional Experimental Simón Bolívar, dicta la siguiente:

Reforma Parcial del Reglamento de Jubilaciones y Pensiones para el Personal Académico, Administrativo y Técnico de la Universidad Simón Bolívar.

Artículo 1: Se reforma el artículo 2, insertando como parágrafo primero el siguiente texto:

“En todo caso, para obtener el beneficio de jubilación contemplado en el presente Reglamento, el beneficiario deberá haber acumulado como mínimo quince (15) años de servicio efectivo prestados a la Universidad Simón Bolívar”.

Artículo 2: Elimínese del artículo 22 la referencia al pago de cesantía por ser éste un concepto que no tiene existencia jurídica en la legislación vigente, por lo que el texto respectivo quedará como se indica a continuación.

“La jubilación y pensión no excluye el pago de las prestaciones sociales de antigüedad, y en caso de personal administrativo y técnico, las vacaciones no disfrutadas”.

Artículo 3. Agregar una disposición transitoria marcada como artículo 31 redactado de la forma siguiente:

“Los miembros del personal académico, administrativo y técnico que venían prestando servicios en la Universidad Simón Bolívar con anterioridad a la entrada en vigencia de este reglamento, disfrutarán del beneficio de pensiones y jubilaciones en las mismas condiciones en que fue previsto, siendo que los efectos contemplados en esta reforma aplicarán a los ingresos que se sucedan con posterioridad al 11 de febrero de 2004.

Artículo 4: Refúndase en un solo texto el Reglamento de Jubilaciones y Pensiones para el Personal Académico, Administrativo y Técnico de la Universidad Simón Bolívar.

Dado, firmado y sellado en la Sala Benjamín Mendoza de la Universidad Simón Bolívar, en sesión ordinaria del Consejo Directivo a los once días del mes de febrero de dos mil cuatro.

 

 

Pedro María Aso
Rector-Presidente
 
 
Refrendado,
 
 
José Manuel Aller
Secretario
 


 

 

 

 

 

 

 

 

EL CONSEJO DIRECTIVO

en uso de la atribución que le confiere los numerales 12 y 26 del artículo 11 del Reglamento General de la Universidad Nacional Experimental Simón Bolívar, dicta el siguiente:

REGLAMENTO DE JUBILACIONES Y PENSIONES PARA EL PERSONAL ACADÉMICO, ADMINISTRATIVO Y TÉCNICO DE LA UNIVERSIDAD SIMÓN BOLÍVAR

Capítulo I

DE LA JUBILACION

Artículo 1. La jubilación, así como las pensiones reconocidas en el presente Reglamento constituyen un derecho adquirido, vitalicio e intrasmisible por acto entre vivos, que corresponde a los miembros del personal académico, administrativo y técnico de la Universidad Simón Bolívar, una vez cumplidos los requisitos señalados en el mismo.

Artículo 2. Los miembros del personal académico, administrativo y técnico de la Universidad que hayan cumplido veinte (20) años de servicio y tengan sesenta o más años de edad para los miembros del personal académico, y cincuenta y cinco o más años de edad para la mujer, y sesenta o más años de edad el hombre, en el caso del personal administrativo y técnico, o aquéllos de cualquier edad de uno u otro sector que hayan cumplido veinticinco (25) años de servicio, tendrán derecho a la jubilación.

Parágrafo Primero: En todo caso, para obtener el beneficio de jubilación contemplado en el presente Reglamento, el beneficiario deberá haber acumulado como mínimo quince (15) años de servicio efectivo prestados a la Universidad Simón Bolívar.

Parágrafo Segundo: El Rector, previa consulta al Consejo Directivo y a solicitud del beneficiario, podrá acordar el disfrute de una pensión especial para aquellos miembros del personal académico ordinario, administrativo o técnico mayores de sesenta y cinco años y con no menos de quince (15) años de servicio en la Universidad Simón Bolívar. Dicha pensión no podrá ser superior a tantos veinticincoavos del sueldo del cual disfrutaba el miembro, como años de servicio tuviese en la Universidad Simón Bolívar, para el momento en que la misma sea acordada y se tramitará conforme a lo previsto en el artículo 4.º del presente Reglamento.

Artículo 3. El personal académico, administrativo y técnico, devengará el cien por ciento (100%) de su último sueldo de acuerdo a la escala de sueldos vigente para la fecha del otorgamiento de la jubilación siempre y cuando no haya cambiado de dedicación en los últimos cinco (5) años de servicio.

Cuando el interesado haya cambiado de dedicación en los últimos cinco (5) años de servicio anteriores al otorgamiento del beneficio, el monto de la jubilación será el promedio ponderado de las remuneraciones percibidas en el precitado lapso, de acuerdo a la dedicación y en función del último sueldo.

La prima por el desempeño de un cargo será computable íntegramente a los efectos del monto de la jubilación, si para ese momento se gozare de la misma.

Si durante los últimos cinco (5) años de servicio anteriores a su jubilación el interesado hubiere gozado de una prima, pero no para el momento del otorgamiento del beneficio, la misma le será computable a los efectos precedentes, ponderándose de acuerdo al tiempo que la haya disfrutado en el mencionado lapso.

Artículo 4. La solicitud relativa al derecho a jubilación la efectuará el miembro del personal académico, administrativo y técnico de que se trate mediante el procedimiento siguiente:

a) Si es miembro del personal académico, ante el Rector a través del Jefe del Departamento, quien la tramitará ante el Director de la División. La solicitud del profesor será tramitada ante el Rector en un lapso no mayor de dos (2) meses, contados a partir de la fecha de su formulación. El Rector decidirá en un plazo máximo de seis (6) meses, desde tal fecha.

b) Si es miembro del personal administrativo y técnico, ante el Rector a través del Supervisor inmediato, quien a su vez la tramitará ante la Dirección de Recursos Humanos durante el año anterior al inicio del disfrute de la jubilación. El Rector decidirá en un plazo máximo de seis (6) meses desde su formulación.

Parágrafo Único: La solicitud se presentará en papel común y en ella se indicarán todos los datos necesarios para la identificación del solicitante y se especificarán los cargos por él desempeñados.

Artículo 5. El Director de la División correspondiente o la Dirección de Recursos Humanos, según sea el caso, y de mutuo acuerdo con el beneficiado, podrá, con la aprobación del Rector, diferir el disfrute de la jubilación acordada, por un lapso prudencial, conforme a los intereses de la Universidad. En aquellos casos en que el interés de la Institución así lo aconseje, el Consejo Directivo podrá acordar una compensación por los servicios que preste durante tal diferimiento y en ningún caso le será computada a los efectos del monto de jubilación ya acordada.

Artículo 6. Los miembros jubilados del personal académico gozarán de las prerrogativas y distinciones honoríficas que a continuación se indican:

a) Formar parte de grupos de trabajo y comisiones constituidas para diversos fines, cuando fueren designados por los organismos de dirección académica a los cuales prestaron su servicio o por disposición del Rector o del Consejo Directivo.

b) Ser ubicados en sitios de honor en actos académicos.

c) Gozar de las facilidades que la Universidad otorga a los miembros ordinarios del personal académico, entre otras, el uso de las bibliotecas y laboratorios, y publicación de trabajo de investigación.

d) Ser electores de acuerdo a lo previsto en el Reglamento de Elecciones.

e) Actuar como jurados de tesis o trabajos especiales de grado, tesis doctoral y trabajos de ascenso en el escalafón.

f) Ser designados como asesores de los Núcleos, Decanatos, Coordinaciones, Divisiones, Institutos, Departamentos, Comisiones, Unidades de Apoyo Docente u otras entidades académicas.

Parágrafo Único: En el caso del personal administrativo y técnico, éste gozará también de las prerrogativas que se les otorga a los empleados regulares de la Universidad, de conformidad con su Reglamento respectivo, así como también podrán ser designados como asesores en las diversas dependencias administrativas, técnicas o académicas que se requiera.

Capítulo II

DE LAS PENSIONES POR INHABILITACION

Artículo 7. El miembro del personal académico, administrativo y técnico que haya cumplido como mínimo un (1) año de servicio y sufriere inhabilitación permanente, tendrá derecho a una pensión. Igualmente tendrá derecho a una pensión, quien siendo personal de esta Universidad, sufriere un accidente que lo inhabilite permanentemente.

El monto en cualquiera de ambos casos se determinará en la forma siguiente:

1. El setenta y cinco por ciento (75 %) de su última remuneración, conforme a la escala de sueldos vigente para el momento del disfrute.

2. Si su antigüedad en el servicio dentro de la Universidad fuere superior a cinco (5) años, se agregará un ocho por ciento (8%) adicional por cada año, hasta el máximo del cien por ciento (100%) que se ha tomado como base del cálculo, según el ordinal anterior.

Artículo 8. No será acordada la pensión de invalidez cuando el miembro del personal académico, administrativo y técnico consienta en ser reubicado en un campo acorde con sus posibilidades, en cuyo caso no podrá ser desmejorado en sus condiciones de trabajo.

Artículo 9. Las solicitudes de pensión por inhabilitación se harán en la forma prevista en el artículo 4.º de este Reglamento.

Tales solicitudes deberán acompañarse de dos (2) certificados médicos que justifiquen la inhabilitación. Uno de ellos debe ser expedido por una institución autorizada o reconocida por la Universidad. Hasta tanto se otorgue la pensión por inhabilitación, se acordará permiso remunerado conforme a los respectivos reglamentos.

Artículo 10. Podrán solicitar la pensión a que se refiere este Capítulo, el miembro del personal académico, administrativo o técnico inhabilitado permanentemente, o su cónyuge, padres, hijos, hermanos, la representación gremial a la cual pertenece o cualquiera otro que exhiba mandato o poder, debidamente legalizado y otorgado por el inhabilitado.

Artículo 11. Si a juicio del Supervisor de la Unidad correspondiente, un miembro del personal académico, administrativo o técnico se encontrare impedido permanentemente para cumplir sus funciones a cabalidad, podrá solicitar de oficio al Rector a través de los canales regulares, por ante la Dirección de Recursos Humanos, que le sea concedida la pensión de invalidez prevista en los artículos anteriores. El Supervisor inmediato informará de esta gestión al empleado.

En tal caso, la Dirección de Recursos Humanos ordenará el examen médico establecido en el artículo 9.º de este Reglamento, y si el empleado afectado se negare a someterse al mismo, el Supervisor de la Unidad respectiva deberá suplirlo con otro medio de prueba. En todo caso la decisión corresponderá al Rector.

Artículo 12. Si la inhabilitación calificada como permanente desaparece, el interesado deberá solicitar su incorporación a la Universidad.

Comprobado el cese de la inhabilitación mediante examen del servicio médico autorizado por la Universidad que ordenará el Rector, éste dispondrá la reincorporación del miembro de que se trate y declarará extinguida la pensión. Si el interesado no hubiere hecho la solicitud mencionada y el Rector tuviere fundadas razones para estimar que ha cesado la inhabilitación, ordenará la práctica del correspondiente examen médico y el cese de la inhabilitación si éstas resultaren comprobadas.

Si el interesado se negare a someterse al examen, el Rector procederá a suspender el pago de la pensión y a ordenar la reincorporación del miembro de que se trate.

Capítulo III

DE LAS PENSIONES DE SOBREVIVIENTES

Artículo 13. En caso de fallecimiento del jubilado o pensionado, el cónyuge viudo mientras no cambie su estado civil, así como los hijos menores de edad en todo caso, o mayores de edad cuando se trate de que los mismos se encuentren cursando estudios superiores o sean comprobadamente incapacitados, continuarán gozando del beneficio de acuerdo a los porcentajes pautados en el Código Civil respecto a la sucesión intestada de aquél, mientras subsistan los motivos preceptuados en el presente artículo por los cuales han continuado disfrutando de la jubilación o pensión.

En caso de que se trate del fallecimiento de una persona que tuviese en trámite o le correspondiere la jubilación conforme a este Reglamento, el Rector la acordará post-mortem y los beneficios corresponderán a sus herederos conforme a lo establecido en el encabezamiento del presente artículo.

Artículo 14. En caso de fallecimiento de un miembro del personal académico, administrativo y técnico que hubiese prestado un mínimo de cinco (5) años de servicio a la Universidad, el cónyuge de éste mientras no cambie su estado civil así como lo hijos menores de edad en todo caso, o mayores de edad cuando se trate de que los mismos se encuentren cursando estudios superiores o sean comprobadamente incapacitados, tendrán derecho a una pensión de sobrevivientes cuyo monto será de tantos veinticincoavos del sueldo del cual disfrutaba el miembro al momento de su muerte, como años de servicio tuviere en la Universidad Simón Bolívar.

Los beneficiarios enumerados en el presente artículo gozarán del mismo, de acuerdo a los porcentajes pautados en el Código Civil, respecto a la sucesión intestada del fallecido, mientras subsistan los motivos preceptuados en el presente artículo por los cuales disfrutan del beneficio.

Parágrafo Único: Cuando se tratare indubitablemente de que el deceso se produjere como consecuencia de un accidente ocurrido en el ejercicio de las labores inherentes al trabajo que la persona desarrolle al servicio de la Universidad, y en cumplimiento del horario de trabajo, no será aplicable el requisito de los cinco (5) años a los cuales alude el presente artículo.

Artículo 15. A falta de cónyuge y de hijos sobrevivientes, tendrán derecho a la pensión de sobrevivientes o la pensión o jubilación a que se refieren los dos artículos anteriores, la madre y el padre sobrevivientes cuando ellos estuviesen incapacitados o fuesen mayores de sesenta (60) años, siempre que hayan estado viviendo a expensas del miembro de que se trate para el momento de su fallecimiento.

Artículo 16. La pensión de sobreviviente la acordará el Rector a partir de la fecha del fallecimiento del miembro del personal de que se trate, en un plazo no mayor de tres (3) meses, contados a partir de dicho fallecimiento, previo informe que presentará la Dirección de Recursos Humanos.

Capítulo IV

DISPOSICIONES GENERALES

Artículo 17. Los montos concedidos por jubilación o pensión conforme a este Reglamento, se ajustarán a los aumentos que se produzcan en la escala de sueldos pare el personal académico, administrativo y técnico de la Universidad.

Artículo 18. Los miembros del personal jubilado o pensionado de la Universidad gozarán de los siguientes beneficios socio-económicos:

- Bonificación de Fin de Año

- Bono Vacacional

- Servicio de Previsión y Protección Social

- Caja de Ahorros

- Seguro de Vida, Hospitalización y Cirugía y cualesquiera otros beneficios de seguridad social que establezca la Universidad para su personal regular.

Artículo 19. La Universidad estudiará, a través de la Dirección de Recursos Humanos y del Servicio Médico, fórmulas de transición progresiva a la jubilación; organizará programas generales de preparación que adecuen al personal años antes de ser jubilados y que le permitan tomar conciencia que sus conocimientos y experiencias deben ser valoradas como recurso útil y necesario, así como que informen de los distintos campos donde puedan desenvolverse con actividades que les garanticen una adecuada salud mental y física y un sano ambiente familiar.

Tales programas se diseñarán tomando en consideración tres categorías de jubilados:

1. Activos, en edad media y total capacidad intelectual y física;

2. Avanzados, en posesión de sus facultades intelectuales;

3. Tercera edad.

Artículo 20. La Universidad propiciará que el personal próximo a jubilarse y los pensionados, así como los miembros del núcleo familiar con el que convivan, cuando fuere el caso, dispongan de consultas médicas que le permitan a tales personas adecuarse a la nueva situación de inactividad profesional y orientarse hacia futuras actividades, evitándole en lo posible una ruptura brusca con el pasado y el presente.

Artículo 21. Para el cálculo de los años de servicio requerido para el otorgamiento de jubilaciones y pensiones, se tomarán en cuenta los años de servicio prestados en organismos de la Administración Pública Nacional, estatal, municipal, centralizada, descentralizada o desconcentrada y en otras instituciones de educación superior nacionales, siempre y cuando sean de carácter público, y cuando de dicha prestación de servicio no se deriven o se hubieren derivado pensiones o jubilaciones, se percibirán los beneficios que se hubiesen acreditado por los servicios prestados a la Universidad Simón Bolívar conforme a sus Reglamentos.

Artículo 22. La jubilación y pensión no excluyen el pago de las prestaciones sociales de antigüedad, y en el caso del personal administrativo y técnico, las vacaciones no disfrutadas.

Artículo 23. Serán computables a los efectos de las jubilaciones y pensiones a que se refiere este Reglamento, solamente el tiempo de servicio efectivamente prestado. Se contará como servicio efectivamente prestado, el disfrute del año sabático cuando fuere el caso; y los servicios efectivos prestados por contrato de acuerdo al Reglamento de Ingreso, Ubicación y Ascenso del Personal Académico y del Instrumento Normativo que rige las Condiciones Laborales del Personal Administrativo y Técnico de la Universidad Simón Bolívar.

Artículo 24. La prueba de filiación y estado civil que fuere necesaria a los efectos de este Reglamento, se hará de conformidad con la legislación nacional de la materia.

Artículo 25. Todas aquellas jubilaciones y pensiones se ajustarán en cuanto a su monto a lo establecido en este Reglamento y las que se encuentren en tramitación se ajustarán a él en relación al procedimiento, sin que proceda pago alguno adicional por concepto de reajuste en pensiones y jubilaciones causados antes de la vigencia de éste.

Artículo 26. Las asignaciones correspondientes a las pensiones o jubilaciones se causarán mensualmente, pero su pago podrá realizarse por quincenas según convenga administrativamente a la Universidad.

Artículo 27. Los casos dudosos y lo no previsto en el presente Reglamento serán resueltos por el Consejo Directivo.

Artículo 28. Se derogan las disposiciones que hayan consagrado el cómputo doble del tiempo de ejercicio de cargos directivos por parte del personal académico, a los efectos de la jubilación. Quedan a salvo los derechos adquiridos del personal académico que con la categoría de Titular haya ejercido alguno de los siguientes cargos directivos, antes del 12 de septiembre de 1979: Rector, Vicerrector, Director del Núcleo, Director de División y su Adjunto, Decano de Estudios, Director de Biblioteca, Director de Servicios Estudiantiles, Director de Extensión Universitaria, Director de la Comisión de Planificación, Jefe de Departamento, Jefe de Laboratorio, Jefe de Instituto y Coordinador. En todo caso, dicho cómputo doble se contará como parte de los últimos cinco (5) años, siempre y cuando les favoreciere.

Artículo 29. Se deroga el Reglamento de Jubilaciones y Pensiones del 18 de abril de 1991 y todas las disposiciones contenidas en otros Reglamentos que colidan con este Reglamento.

Capítulo V

DISPOSICIONES TRANSITORIAS

Artículo 30. Independientemente de los aportes y cotizaciones que por personal administrativo y técnico debe enterarse al Seguro Social, la Universidad creará fondos para atender las pensiones y jubilaciones. Estos fondos estarán constituidos por los aportes que hará la Universidad; por la contribución mensual obligatoria de todos los miembros del personal académico, administrativo y técnico y de la de los beneficiarios de jubilación o pensión y por los ingresos derivados de intereses, inversiones y otros beneficios o aportes.

Artículo 31. Los miembros del personal académico, administrativo y técnico que venían prestando servicios en la Universidad Simón Bolívar con anterioridad a la entrada en vigencia de este reglamento, disfrutarán del beneficio de pensiones y jubilaciones en las mismas condiciones en que fue previsto, siendo que los efectos contemplados en esta reforma aplicarán a los ingresos que se sucedan con posterioridad al 11 de febrero de 2004.

Dado, firmado y sellado en la Sala Benjamín Mendoza de la Universidad Simón Bolívar, en sesión ordinaria del Consejo Directivo de fecha once (11) de febrero de dos mil cuatro.

 

 

 

 

Pedro María Aso
Rector-Presidente
 
 
Refrendado,
 
 
José Manuel Aller
Secretario