Profesorado Honorario

La distinción de "Profesor Honorario" es conferida a las personalidades de las más alta jerarquía académica, intelectual, artística, científica o de cualquier índole con proyección nacional o internacional.

Profesor Honorario
NombresDr. Melchor Eduardo Centeno Vallenilla
Acta de AprobaciónApplication-pdfActa D1971-06 Ordinaria del Consejo Directivo de fecha 17-02-1971
Acta de Proclamación --
Resumen

 

BREVE RESEÑA BIOGRÁFICA:

Nació el 27 de noviembre de 1905. Ingeniero eléctrico, profesor universitario e inventor. Hijo del ingeniero, Melchor Centeno Graü y de Hercilia Vallenilla Lanz. Realizó sus estudios de primaria y secundaria en la ciudad de Caracas, en el Colegio Francés de los padres franceses; había escogido estudiar medicina y en 1922 presenta su examen en la Comisión Nacional de Instrucción Secundaria para optar el título de Bachiller en Ciencias Físicas, Matemáticas y Naturales; como ese año no se abren los cursos en medicina, para evitar el ocio opta por prepararse para tomar el título en Bachiller en Filosofía con una tesis defendida públicamente ante un jurado integrado por los médicos Luis Razetti, Francisco Antonio Rísquez y el ingeniero Santiago Aguerrevere; también aprovecha el tiempo para tomar cursos en la Escuela de Artes y Oficios para Varones que dirigía el ingeniero, banquero e historiado Vicente Lecuna. De esa época data su destreza en el manejo de herramientas, construcción de las mismas que le será de utilidad en el futuro. En 1923 ingresa en la Universidad Central de Venezuela (UCV) a estudiar medicina, la cual abandona a los dos años en busca de un área de conocimientos mas precisa y tangible, fue cuando se interesó por la ingeniería, pero en Venezuela sólo se lo podía cursar ingeniería civil, de allí que intenta cursarla en Alemania, pero desiste por recomendación familiar y de amigos quienes le dan a conocer la difícil situación que dicho país había quedado después de la Primera Guerra Mundial. Viaja a los Estados Unidos y toma cursos de inglés y matemáticas en la Universidad de Columbia (New York) y es aceptado para estudiar química; decide que su estancia en New York le impide el dominio completo del inglés, por lo cual decide mudarse a Chicago (1926); toma clases de dibujo, trigonometría y álgebra en el Chicago Technical College y en el Armour Institute of Technology, hoy Illinois Institute of Technology, con la intención de realizar estudios en ingeniería química; a la par participa en competiciones atléticas a las que era aficionado desde su época en Caracas; precisamente a causa de estas actividades deportivas, se lesiona y regresa por corto tiempo a Caracas. En 1927 está de nuevo en los Estados Unidos y es aceptado al Massachussets Institute of Technology (MIT), esta vez para estudiar ingeniería eléctrica; durante esos años adquiere varias patentes relativa a células fotoeléctricas (1927), Nail Straighteners (1928), Photo-Oscillators (1929); en 1930 se convierte en el único latinoamericano que recibe el título de Bachelor of Science in Electrical Engineering , para lo cual ha tenido que presentar como tesis, su trabajo Televisión Apparatus, diseñado, proyectado y construido y puesto a funcionar por él mismo; se trataba de un enjambre de electroimanes, cuerdas metálicas y espejos que le permiten proyectar imágenes en una pantalla con doscientas líneas de barrido. El uso del tubo de rayos catódicos a la televisión para entonces proporcionaba resultados muy inferiores. Por este aparato logra una patente en 1931.

Regresa a Venezuela y durante varios meses trabaja en la Compañía de Teléfonos donde para ese entonces no laboraba ningún ingeniero; se ocupa del mantenimiento de líneas áreas telefónicas y gana fama por su detección de los sitios de fallas usando un puente. Al no conseguir trabajo en el país en la cual desarrollar su carrera, decide volver a los Estados Unidos en donde permaneció hasta noviembre de 1942. Allí ingresa en la International Televisión Radio Corporation, donde desarrolla varios aparatos a partir del trabajo inicial de su tesis, logrando patentes en 1932, 1933 y 1937 ; compra acciones de la compañía y llega a ser el Jefe de Investigaciones de la misma.

Al iniciarse la Segunda Guerra Mundial, debe decidir si adquiere o no la nacionalidad norteamericana, lo cual le permitiría seguir trabajando en cualquier empresa dedicada a experimentos con eventuales resultados militares, pues en la cual laboraba se disuelve, entonces decide regresar a Venezuela (1942). Por cuatro años trabaja con el ingeniero Héctor Arcia en una fábrica de planchas de fibra aglutinada, cuyo proceso industrial mejora y patenta. Luego en 1947, a insistencia de familiares, amigos y colegas ingresa como profesor en la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas, la actual Facultad de Ingeniería de la UCV; en ese entonces se incorpora al dictado de clases para la especialidad de ingeniería industrial; en 1950 egresaran los primeros dos ingenieros en eléctrica. Desarrolla una intensa actividad profesoral en el dictado de diversas materias, algunas comunes a las ingenierías eléctricas y mecánica, dictando en los primeros años hasta siete asignaturas. A la par mantiene una actividad de investigación en temas sobre radiación solar, la televisión en colores, la óptica y la iluminación, la cual lleva a cabo en un laboratorio que instala en su casa.

Su interés por el uso de la energía solar tiene una temprana aplicación cuando en 1926 construye para su padre un calentador; luego a su regreso a Venezuela, instala uno en su propia casa e inicia una serie de trabajos relativos al aprovechamiento de la energía solar. Por esta razón su experticia es solicitada por la Creole Petroleum Corporation para un proyecto de uso de dicha energía para la calefacción de crudos pesados en oleoductos (1955-1957). Varias publicaciones dan cuenta de su interés y de sus conclusiones sobre el tema, hasta sus últimos días. De igual manera le dedica su atención a la óptica, participando en el proyecto Optical Systems Aiming Tester para el instrumento “U.S Navy Human Centrifuge”, de la Marina Norteamericana. De sus años en los Estados Unidos quedan sus intereses en la construcción a aparatos de TV, siendo en Venezuela pionero de la televisión en colores, por la cual obtuvo una patente por su Sistema Sesquicolor de Televisión (1973).

Su experticia como ingeniero eléctrico dio lugar a que el Estado venezolano solicitara su concurso para la organización la empresa de energía eléctrica estatal, CADAFE, C.A., siendo parte de la primera Junta Directiva en carácter de suplente (1958); de igual manera fue miembro de la Comisión de Luminotécnica de la Comisión de Venezolana de Normas Industriales (COVENIN) (1860-1963). Al crearse el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Tecnológicas, integra el primer Directorio (1970-1973), así como la coordinación de la Comisión Técnica de Ciencias de la Ingeniería en la especialidad de Sistemas y Tecnologías Eléctricas.

Como profesor universitario, y en su carácter de pionero de la ingeniería eléctrica en la UCV ocupó los cargos administrativos del Departamento Electricidad y Mecánica (1953-1956), de Ingeniería Eléctrica (1956-1958), y de Circuitos y Mediciones hasta 1970, año en el cual se jubila.

Fue miembro de la Optical Society of América (1942) del American Institute of Physics), Miembro Correspondiente de la Academia de Ciencias Físicas, Matemáticas y Naturales (ACFMN) (Venezuela), (1942), del Illuminating Engineering Society de los Estados Unidos (1950); fue uno de los miembro fundadores de la Solar Energy Society (1955). Miembro Honorario de la Asociación Venezolana de Ingenieros Eléctricos y Mecánicos, la cual junto con la Asociación Venezolana de Ingenieros Industriales le otorgó la Distinción Ingeniería de la Industria en 1970. Ese mismo año el Ejecutivo Nacional le condecoró con la Orden Andrés Bello en su segunda clase. Y en 1972, la Universidad Simón Bolívar le reconoció como Profesor Honorario. Hasta su muerte el 01 de febrero de 1986, estuvo activo en el laboratorio de había construido en su casa.

 

 

COMISIÓN ORGANIZADORA

ACTA DE LA SESIÓN DEL 17 DE FEBRERO DE 1971

 

“En la Sala de Conferencias de la Universidad Simón Bolívar, el 17 de febrero de 1971, a las 8:30 a. m. se reunió la Comisión Organizadora bajo la Presidencia del Rector, Dr. Ernesto Mayz Vallenilla. Asistieron a la reunión los Dres. Antonio José Villegas, Vicerrector Académico; Freddy Arreaza Leáñez, Vicerrector Administrativo; los miembros vocales, Dres. Justo Pastor Farías, Rafael Teodoro Hernández, Ignacio Iribarren y Gustavo Legórburu; los delegados profesores y Decano de Estudios de Postgrado, Dr. Simón Lamar; el representante estudiantil, Br. Marcos Zafarani; y el Consultor Jurídico, Dr. Rogelio Pérez Perdomo.

 

(…) A propuesta de la División de Física y Matemáticas, la Comisión designó Profesores Honorarios de la Universidad, a los Dres. Angel Palacios Gros, Onofre Rojo y Melchor Centeno Vallenilla, en reconocimiento a su trayectoria universitaria, su contribución científica y sus altas cualidades morales.

 

 

ACTA DE PROCLAMACIÓN DE LA DISTINCIÓN HONORÍFICA PROFESOR HONORARIO
RESOLUCIÓN RECTORAL N° 1 DE 1972

 

Dr. Ernesto Mayz Vallenilla, Rector de la Universidad Simón Bolívar

 

            Por cuanto la Comisión Organizadora y El Consejo Directivo Universitario, a tenor de lo dispuesto en los Artículos 14, letra M y 103 del Reglamento de la Universidad y mediante resoluciones de fecha 9 de diciembre de 1970; 20 de enero, 17 de febrero, 21 de julio y 21 de octubre de 1971; y 5 de diciembre de 1971, confirió el título de Profesores Honorarios a los ciudadanos doctores Wilhem Machler Fehr, Manuel Granell Muñiz, Angel Palacios Gros, Onofre Rojo, Melchor Eduardo Centeno Vallenilla, José Ignacio Baldó, Angel Rosenblat, Guillermo Zuloaga, José Melich Orsini y Armando Vegas.

 

Resuelve:

 

1° Procédase, en acto público y solemne que habrá de celebrarse el 19 de enero de 1972, a otorgar el título de Profesores Honorarios de la Universidad Simón Bolívar a los señores doctores: José Ignacio Baldó, Melchor Eduardo Centeno Vallenilla, Manuel Granell Muñiz, Wilhelm Machler Fehr, José Melich Orsini, Angel Palacios Gros, Onofre Rojo, Angel Rosenblat, Armando Vegas y Guillermo Zuloaga.

 

2° Incorpórese a los nombrados Profesores Honorarios al personal académico de la Universidad, con la antigüedad correspondiente a las respectivas y con el goce de todos sus derechos.

 

3° Inscríbase en el libro de Actas de la Universidad. Dado, firmado y sellado en Sartenejas, a los diecinueve días del mes de enero de mil novecientos setenta y dos.